miércoles, 19 de abril de 2017

Un nuevo tratado del Lazarillo

Durante la semana del 3 de abril, hemos estado trabajando en clase el famoso libro del Lazarillo de Tormes. Nuestra profesora nos mandó para hacer una actividad que constaba de inventarse un nuevo tratado del Lazarillo. Y este ha sido mi tratado, espero que os guste.

Tras huir de la casa del ciego, deambulé sin rumbo por el inmenso bosque. Caminé semanas y semanas, hasta tal punto, que perdí la noción del tiempo. Pero entonces, un día, llegué a una pequeña ciudad con unas hermoso río de aguas cristalinas. Era una ciudad con vida y con mucho carácter, debido a sus hermosas construcciones, las cuales, nos decían que había sido una ciudad con muchas influencias árabes. Se trataba de la ciudad de Sevilla. Allí, en un pequeño mercado situado en una plaza con naranjos en flor, conocí a un hombre bajito de escasa cabellera que vendía telas de despampanantes colores. Me ofrecí a ser su sirviente, y este sin dudarlo, aceptó.
Mi amo era una persona avariciosa y poco empática; por no decir que también era egoísta, ya que solo miraba por su propio bien estar. él me alimentaba, cada día, con un trozo de pan y una patata hervida, la cual, a veces era tan pequeña que podríamos confundirla con una nuez.  Como esto no me saciaba el hambre, tuve que empezar a desarrollar mi astucia, para que de esta manera, no me quedase en los huesos.
Mi amo, algunas veces, dejaba su puesto de extravagantes telas a mi cargo. Entonces, mientras él estaba ausente, yo aprovechaba y robaba algunos cachos de tela. Para que él no se diese cuanta, hacía cortes perfectos y con mucha precisión. Después, estos trozos de tela, se los vendía a una dulce anciana cuyo nombre ya olvidé.
Con el dinero que me daba la anciana yo muy feliz era, y con él, me compraba comida, incluso a veces, pude llegar a comprar vino. Para mi desgracia, mi audacia no fue suficiente, ya que obviamente mi amo se daría cuenta de que le faltaba tela. 
-Lázaro, me falta tela de este rollo. Por casualidad, ¿no sabrás quién ha sido no? -Dijo poniendo un gesto algo extraño en su rostro.
Yo, con sudores fríos y el corazón a mil contesté:
-No sabría decirle amo. Como usted ya bien sabe, a mí no se me dan bien las medidas.
-Me parece algo extraño. Cada vez que me ausento, alguien me roba la tela de mi puesto.
-Amo, si me permite que le diga que tengo sospechas de que sea el sastre. -Contesté intentando no revelar la mentira.
-¿El joven sastre? -Me miró pensativo -Es posible. La otra vez miraba mis telas con deseo.
Tras esta conversación, mi amo se dispuso a ir al puesto del joven sastre que lucía tan feliz como de costumbre.
Aprovechando la ausencia de mi amo, corté otro trozo de tela para la dulce anciana, la cual, luego me pagó muy bien. Con el dinero que me dio la anciana, pude comprar vino y unos dulces.
Por la noche, cuando mi amo se quedó dormido, saqué el vino y los dulces. Mientras pasaba una linda velada con mi querida botella de vino, escuché unos pasos por el pasillo. La respiración se me cortó. Me metí el último dulce que me quedaba en la boca, y la botella de vino debajo de las sábanas.
-Buenas noches, Lázaro. ¿Me podrías explicar por qué está usted aún despierto?
Con la boca llena y con alcohol en vena, no puede responder.
-Lo repetiré otra vez, ¿podría explicarme por qué aún está despierto?
Se sentó en la cama; y entonces, de su propio peso, la botella estalló.
Se le clavaron los cristales en sus nalgas y este chillaba como si estuviese poseído por el mismísimo diablo.
Después de esto, me metió tal colleja que caí al suelo despavorido, quedando así inconsciente. Cuando recuperé la consciencia, me dolía todo el cuerpo. Estaba lleno de moratones y heridas, como si me hubiesen dado una paliza.
Miré a mi alrededor y pude comprobar que no estaba en la casa de mi amo, me encontraba en el puerto, junto a unos grandes contenedores de un olor particular. Su olor era a podrido, era un olor muy desagradable.
Me levanté como pude y me dispuse a irme de esa ciudad.   
 

domingo, 26 de marzo de 2017

El Lazarillo de Tormes

  Durante esta semana, hemos estado realizando en clase diversas lecturas del libro del Lazarillo de Tormes. Además, también hemos hecho algunas actividades relacionadas con él. Una de ellas es esta, donde debíamos rellenar una tabla con los datos principales del Lazarillo y lo que sucede en el primer tratado. Aquí os dejo la tabla para que sepáis un poco más sobre este curioso libro, el cual, fue escrito en el siglo XVI.




jueves, 23 de marzo de 2017

Pícaros de diferentes siglos

  En esta nueva entrada voy a hablar sobre los pícaros que existían en el siglo XVI y los pícaros que existen actualmente.
Con el paso de los años, el concepto de pícaro ha cambiado mucho. En el siglo XVI, los pícaros eran personas pertenecientes a clases sociales bajas, las cuales, no tenían muchos recursos ni comida con la que alimentarse.  Esto hacia que este tipo de personas robasen lo justo para poder comer. Este tipo de delincuencia empezó a fomentarse en esta época debido a la falta de trabajo y al aumento de los impuesto.
Los pícaros podían ser "de cocina" (pinches auxiliares de cocinero), "de costa" (merodeadores de playas y puertos) y "de jabega" (timadores de incautos). 
A diferencia del rufián, este tipo de personas robaban con la ausencia de violencia en sus actos. Eran personas astutas e ingeniosas a las que se le daban muy bien el engaño.
Por el contrario, actualmente, el concepto de pícaro que tenemos no es el mismo que el del siglo XVI. Los pícaros de nuestra época son personas, normalmente, con un estatus social bastante alto, las cuales, roban por avaricia. Son personas que tienen un alto poder económico y que no se conforman con lo que tienen. Timan y roban por pura avaricia. Son expertos en el engaño y suelen tener mucha labia, es decir, se las da muy bien relacionarse con otras personas. Además, la mayoría tienen grandes influencias de las que se aferran para, que de este modo, el engaño no se note. Y si el engaño es descubierto, pues aprovechan estas influencias para no tener que pasar muchos años en la cárcel por el delito que han cometido.
En conclusión,  existe una gran diferencia de los pícaros del siglo XVI y los pícaros del siglo XXI. Unos roban por necesidad y otros por avaricia. Y la pregunta es, ¿cómo ha podido cambiar el concepto de la palabra pícaro tan rápidamente durante este periodo de tiempo?

viernes, 17 de marzo de 2017

La narativa del Renacimiento

Hace poco empezamos en tema del Renacimiento en clase, y dejamos ya atrás a la Edad Media. En la entrada anterior, mi grupo y yo tuvimos que realizar un padlet sobre la introducción al Renacimiento. Esta semana, la profesora nos puso una nueva tarea en la que debíamos hacer una presentación sobre los diferentes tipos de narrativa de la época del Renacimiento.
Aquí os dejo el enlace: presentación 

Introducción al Renacimiento

Una vez terminada la Edad Media, hemos empezado en clase el Renacimiento. Para ello, hemos tenido que realizar un trabajo en grupo, el cual, trataba de hacer un breve resumen sobre el Renacimiento; es decir, hemos tenido que realizar una introducción.
Aquí os dejo el enlace al padlet que hemos hecho con anterioridad: padlet

viernes, 24 de febrero de 2017

La entrevista

En la semana del 6 de febrero hemos trabajado en clase cómo hacer una entrevista. Hemos tenido que realizar una entrevista en parejas sobre una persona, (que en este caso ha sido el Marqués de Santillana), del siglo, el cual, nos había asignado la profesora a cada uno. Y esta ha sido la entrevista que hemos realizado mi compañera María y yo.

Un enamorado de la poesía

Hoy, 10 de enero del año corriente , hemos podido entrevistar a Don Iñigo López de Mendoza, o también conocido como el Marqués de Santillana. Nos hemos adentrado en la historia de este enamorado de la poesía y del saber.


-  ¿Dónde nació? Cuéntenos un poco sobre su niñez.
- Nací en Carrión de los Condes que se encuentra en Valencia, como bien ya sabrán. Mi padre falleció cuando yo aún era un niño y mi madre tuvo que ocuparse de mí. Es una persona a la que le debo mucho, para mí, es una de las mujeres más inteligentes que he conocido. Me casé con mi querida esposa, Doña Catalina de Figueroa.

-¿Cómo obtuvo el título de Marqués de Santillana?
-Pues me centré, hará ya unos años atrás, en la política y trabajé junto al Rey Juan II de Castilla.  Participé en diversas batallas;  y debido a mi esfuerzo en la contienda de Olmedo, obtuve el título de Marqués de Santillana. Además, también conseguí el título de Conde de Manzanares.

-¿Por qué empezó a escribir y a coleccionar tantos libros en su biblioteca?
-Digamos que me considero una persona a la que le gusta aprender y ser culto. Como decía mi madre: “El saber no ocupa lugar”. Me encanta escribir, es un medio fabuloso, por el cual, puedo expresar todo lo que siento a través de él. Mis poesías son el reflejo de mi alma. Y sobre lo que ha comentado usted con anterioridad de la biblioteca, me encantan los libros. Muchas personas vienen a mi casa solo para ver mi inmensa biblioteca.

-Respecto a esta, su biblioteca…
Soy consciente de que es una de las mejores de esta época, y me llena de orgullo y satisfación que sea así.

-¿Qué tipo de poesías suele escribir?
-Suelo escribir, principalmente, serranillas, dezires y canciones. Es decir, escribo poesía de arte menor, como ha podido usted comprobar. Pero escribo obras muy diversas. Suelen tener influencia de la lírica provenzal y galaicoportuguesa.

-¿Podría decirnos algunas de sus obras más conocidas?
-Por supuesto, se las diré con mucho gusto. Mis obras más conocidas son: La comedieta de panza, Bías contra fortune, sus Proverbios y los numerosos sonetos al estilo italiano. Suelen gustarle mucho a la gente.

-Se rumorea que cuando quedó huérfano de padre, a parte de que su madre se ocupase de usted, pasó gran parte de su adolescencia al servicio de la corte aragonesa, ¿es cierto?
-Sí, totalmente cierto. Fue allí donde entré en contacto con poetas catalanes y valencianos.

- Como dijo anteriormente que se casó, ¿cuándo tuvo lugar este acontecimiento?
-Para serle sincero, no recuerdo con exactitud una fecha. Cuando era muy joven.

- ¿Qué haría usted o cómo le sentaría si mañana le dijesen que eres el primer  poeta de este siglo, del siglo XV ?
-Sería un aspecto muy conmovedor para mí persona -nos contestó muy amablemente nuestro querido marqués- puesto que las pocas veces que me lo he planteado, me ha parecido imposible.

-Finalizando la entrevista…¿A qué poetas conocistes en la Corona de Aragón?
Conocí a muchos en ejemplo; a Jordi de Sant Jordi y a Ausiàs March. Por cierto, poetas de elevada obra y espíritu.


Muchas gracias Don Iñigo por contestar a todo y de manera muy respetuosa sin ningún problema. Es un placer encontrarse a personas como tú en un trabajo así.
Te esperamos en una próxima vez, contándonos más sobre tí y tus espectaculares poesías.

Hasta pronto.

La crónica de deportes

En la semana del 23 de enero, además de hacer el anuncio, hemos tenido que realizar otra crónica, pero esta vez no era de la reconquista de Sevilla. El tema para esta crónica era sobre un desfile de moda de la época medieval o un deporte de esta época. Como yo, particularmente, no soy mucho de ver desfiles de ropa ni de seguir modas, he preferido hacerlo de deportes. Me he centrado en la carrera de caballos. Y esta ha sido mi crónica.

Una carrera inolvidable

Un año más, se han reunido en Constantinopla todos los amantes de las carreras de caballos, para presenciar lo que ha sido un día de grandes emociones. Han competido durante toda la mañana y la tarde grandes leyendas de las carreras de caballos como son: Eddy Bridge, Edwards Weasley, George Jr. Freddy y Rodrick Several.
Ha habido un total de ocho carreras (cuatro por la mañana y cuatro por la tarde). La primera carrera empezó a las nueve de la mañana. Ya a estas horas, el hipódromo ha estado lleno de personas de todas las clases sociales. La primera carrera ha sido maravillosa, pero las que han venido después nos han hecho a todos agarrarnos a nuestros asientos por la gran tensión. Se podía ver las caras de los espectadores, los cuales, no retiraban la vista de los caballos; y que cuando ha habido momentos de tensión, gritaban animando a aquellos caballos y jinetes por los que habían apostado. Muchos espectadores, (incluida yo), no hemos comido porque no queríamos ausentarnos durante las carreras.
Las cuatro primeras carreras han sido ganadas por la gran leyenda Eddy Bridge y su estupendo caballo de raza andaluza, Sebastian.
carrera_caballos.jpgLas tres siguientes carreras, las ha ganado un joven  jinete al que todos han apodado “el novato”. El nombre del “novato” es Oliver Díaz, que con solo 18 años de edad, ha ganado a grandes campeones de la historia de las carreras de caballos. Ha sido impresionante. Pero por suerte o por desgracia, él no ha sido nuestro campeón de este año. Nuestro campeón ha sido Eddy Bridge, como era de esperar. Pero la verdad, hemos estado todos en tensión, ya a que en la última vuelta “el novato” y nuestra gran leyenda estaban más o menos a la misma altura. Pero, como dice el dicho, más sabe el diablo por viejo que por diablo. Por ello, Eddy con su sabiduría y su experiencia, ha ganado.

Cuando esto ha sucedido, todos los espectadores gritaban locos de emoción y algunos con lágrimas en los ojos. Ha sido un gran día que pasará a la historia.